Gobierno dividido
 
Se refiere a la situación política que se desarrolla en un régimen político con división de poderes donde el titular del Poder Ejecutivo pertenece a un partido distinto al que ostenta la mayoría de los miembros que integran el Poder Legislativo. Los gobiernos divididos son propios de sistemas presidenciales ya que en los sistemas parlamentarios se presentan gobiernos de coalición ante la falta de un partido mayoritario. La condición para que se presenten es que existan partidos diferentes controlando alguno de los poderes.

En la experiencia de los sistemas de partido pluripartidistas se suscita un modelo de mayorías divididas donde el partido que ostenta la presidencia no alcanza la mayoría en las elecciones legislativas, pero, a la vez, ninguno de los otros partidos tiene los espacios para ser mayoría legislativa por sí mismos.

En México la etapa de gobiernos divididos ha sido ubicada, por diversos observadores, a partir de 1997, cuando el PRI perdió por primera vez la mayoría de integrantes en la Cámara de Diputados. No obstante, ya desde 1989 diversas entidades federativas han presentado gobiernos divididos, en los que el partido del gobernador no ha contado con la mayoría absoluta en el congreso local.
 
 Fuente(s):
  • Casar, Maria Amparo “Perspectivas políticas de un gobierno dividido en México” en A. Casar, e I. Marván, (coordinadores), Gobernar sin mayoría, Taurus-Cide, 2002.
  • Lujambio, Alonso, “A seis años de gobierno dividido en México”, Revista Nexos, Abril de 2004.
  • Casillas, Carlos,” Gobierno dividido en México. Una nueva manera de hacer política” en Revista Nexos, México, Octubre de 1998.
  • Lujambio, Alonso, “Gobierno dividido, estrategia presidencial y opinión pública. Un intento de clarificación conceptual”, en Alonso Lujambio. Estudios Congresionales. Edición de homenaje, Cámara de Diputados, LXII Legislatura, 2010.